Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.
La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.
Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.
En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.

  


CONTACTO
91 448 02 08






BLOG DE CONSEJOS Y SALUD




Tipos de mancha en la piel y cómo tratarlas


 
 


 
 

El efecto del sol sobre nuestra piel origina lo que conocemos como “manchas solares”, que pueden ser de dos clases, melasma y lentigo solares. El primer tipo se trata de una hiperpigmentación difusa de pequeño tamaño y puede presentar distintas coloraciones que van desde un gris ceniza hasta un marrón oscuro. Son frecuentes en las mejillas, el dorso nasal, parte superior de labio, la frente, el mentón o en el escote. El melasma se puede presentar durante o tras el embarazo.


Los lentigos solares, también conocidas como “manchas de la edad”, son pequeñas y presentan tonos de marrones más claros o más oscuros. Son frecuentes a partir de los cuarenta años, debido a que la piel pierde la capacidad de regeneración. Aunque parecidas a las pecas, los lentigos solares, en cambio, persisten cuando cesa la exposición al sol.


Por otro lado, conocemos otras manchas que se pueden dar, en función del tipo de piel de los pacientes, en zonas como el escote, la espalda o los miembros inferiores, las cuales dependen del daño solar ocasionado, así como de la exposición a agentes químicos o la ingesta de medicación.


En este sentido, siempre es más conveniente prevenir que tener que curar. Así, el factor de protección usado antes de exponernos al sol debe ser 30 o superior, además de tener en cuenta una nueva aplicación cada dos horas.


En cuanto a los tratamientos para eliminar las manchas, los más usuales son los conocidos peelings, existiendo diversos tipos. También podemos optar por otras técnicas como la radiofrecuencia, el láser, la luz pulsada, la criptoterapia, etc., que pueden ayudar a mejorar, en general, tono y textura de la piel.









El ejercicio físico alarga la vida de los pacientes cardiacos


 
 


 
 

La Fundación Española del Corazón (FEC) quiere recordar la importancia de practicar ejercicio físico, no solo como medida de prevención de la enfermedad cardiovascular, sino también como mejora de la calidad de vida para aquellas personas que ya tienen alguna patología relacionada con el sistema cardiovascular.

"Desde la Fundación Española del Corazón luchamos para que vivir de forma saludable sea una prioridad de la población", explica el Dr. Macaya, presidente de la FEC. "Los beneficios cardiovasculares en la práctica de la actividad física son innegables: mejoran la estructura y la función tanto del corazón como de los vasos sanguíneos, contribuyendo a reducir la presión arterial y la frecuencia cardiaca, los niveles de colesterol, disminuyendo el peso graso y facilitando el control de los niveles de glucosa. Pero lo que quizás no es tan conocido es que las ventajas del ejercicio físico son también evidentes en aquellas personas que ya han sufrido un evento cardiaco".

Precisamente, se ha publicado un metaanálisis, de 20 estudios realizados en pacientes con insuficiencia cardiaca, que analiza la relación entre el riesgo de mortalidad y hospitalización y la práctica de ejercicio físico. Así, los investigadores señalan que existe un riesgo de mortalidad 18% menor entre aquellos pacientes que realizan algún tipo de actividad física. De igual manera, el riesgo de hospitalización es un 11% menor.

El efecto del ejercicio en la mortalidad y la hospitalización es independiente a cualquier otra característica estudiada como la edad, el sexo o la gravedad de la insuficiencia cardiaca. "Los beneficios de realizar algún tipo de deporte son por lo tanto evidentes. Eso sí", avisa el Dr. Macaya, "aquellas personas que padezcan algún tipo de enfermedad cardiovascular deben consultar previamente con su médico qué tipo de deporte, y en qué intensidad, pueden practicar. Además todos aquellos que deseen empezar a correr deben realizarse un chequeo médico previo que descarte cualquier posible enfermedad".

Otro trabajo, este publicado en European Journal of Preventive Cardiology, relaciona el sedentarismo como un factor de riesgo cardiovascular también en pacientes cardiacos. "Lo relevante de este estudio", explica el Dr. Macaya, "es que el sedentarismo sigue manteniéndose como factor de riesgo cardiovascular aunque se compense con la práctica de ejercicio físico".

Otro aspecto curioso del estudio es que, aunque se realizó en más de 270 pacientes que asistían a programas de rehabilitación, estos seguían declarando estar una media de ocho horas al día sentados. Por sexos, los hombres estaban sentados hasta una hora más que las mujeres. "Estos resultados son una prueba más de la necesidad de seguir realizando actividades que fomenten la práctica diaria de ejercicio físico entre la población, y especialmente entre los pacientes cardiacos", apunta el presidente de la FEC.


(Fuente: Fundación Española del Corazón)









¿Fumador ocasional? Mejor, ni un cigarrillo


 
 


 
 
No son pocos los estudios que ya han demostrado lo nefasto del fumar para la salud. Y es que, en el caso del tabaco no existe un consumo seguro. Ni siquiera un cigarrillo al día.

Un nuevo estudio realizado por el Colegio Universitario de Londres (Reino Unido) alumbra que fumar un único cigarrillo al día es mucho peor que lo que se pensaba. Al menos en lo que a salud cardio y cerebrovascular respecta. Y es que ese único cigarro aglutina ya la mitad del incremento del riesgo de enfermedad cardiovascular e ictus que conllevaría fumar una cajetilla al día.

En definitiva, si fumas, es mucho mejor plantearse dejar el hábito, que reducirlo, porque un cigarrillo ya es demasiado.









5 reglas para evitar la gripe


 
 


 
 

El frío y los ambientes secos son el hábitat ideal para la proliferación de este incómodo virus. Como complemento a la vacuna, existen sencillos métodos que mantendrán nuestro organismo a salvo.

Con la llegada del frío, pocos son los que se libran de pasar unos días con tos, fiebre, dolor muscular, de cabeza, de garganta, escalofríos y secreción nasal; los síntomas que la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos atribuye a la gripe. Una enfermedad que cada año asoma con mayor virulencia: la temporada de gripe en España arrancó a principios de 2017 con un aumento de casos del 26% solo en una semana, según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III.

La mejor medida para evitar este virus asociado al invierno (debido a que es más estable y permanece más tiempo en el aire cuando el ambiente es frío y seco, según un estudio publicado en PLoS Pathogens) es recibir una vacuna antigripal, efectiva en un 60% o 70% de la población sana. Eso no impide que determinadas medidas caseras puedan ayudar a prevenir la enfermedad o a minimizar sus efectos.

1. Extreme la higiene personal. 

Un proyecto de investigación del Instituto de Salud Carlos III halló que el lavado de manos con agua y jabón tiene “un efecto preventivo de casos de gripe que hubieran requerido ingreso hospitalario”. Por tanto, recomienda lavárselas “al menos cinco veces al día (y mejor 10 o más)”. Evite compartir los objetos de aseo (toallas, vasos de enjuague bucal). Al toser, cubra su boca y nariz con pañuelos de papel: acto seguido tírelos a la basura.

2. Ventile diariamente la casa, habitaciones y espacios comunes. 

No descuide tampoco la limpieza de superficies y objetos que se pueden compartir (vasos, cubiertos, pomos de las puertas, incluso teléfonos). Hágalo con agua muy caliente, pues el virus se inactiva a una temperatura superior a los 70 grados centígrados.

3. Siga una dieta saludable: ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. 

Además, las personas con sobrepeso no responden igual de bien a la vacuna de la gripe, según un estudio de 2012 publicado en International Journal of Obesity, y son más propensos a sufrir complicaciones cuando padecen esta enfermedad, dictaminó otro artículo de la misma publicación en 2013.

4. Haga del sueño una prioridad. 

Un estudio publicado en 2009 en Archives of Internal Medicine asegura que las personas que duermen menos de siete horas tienen tres veces más probabilidades de coger un resfriado que las que duermen ocho horas o más.

5. Haga ejercicio intenso con regularidad. 

Una investigación llevada a cabo por la London School of Hygiene and Tropical Medicine concluyó, tras entrevistar a más de 4.800 personas sobre sus hábitos, que aquellos que hacen ejercicio vigoroso durante al menos dos horas y media a la semana tienen un 10% menos de posibilidades de contraer gripe.


(Fuente: Salud & Corazón Nº 126)





<<   <    Página 4 de 21    >    >>








TELÉFONO DE INFORMACIÓN COMERCIAL: 91 441 34 67


TELÉFONO DE INFORMACIÓN COMERCIAL:
91 441 34 67






PRODUCTOS

Póliza SF Salud Total
Póliza Óptima
Póliza Óptima Plus
Póliza Agil
ELIGE TU PÓLIZA
CUADRO MÉDICO



INFORMACIÓN CORPORATIVA

Nuestros Servicios
Descubre quiénes somos
Mutua responsable
Donde estamos
Contacta con nosotros
Preguntas frecuentes



SF SALUD EN LAS REDES

SF Salud en Facebook
SF Salud en Twitter
SF Salud en LinkedIn

Blog de Noticias y Promociones
Blog de Consejos y Salud
SF Salud con el Deporte







SF SALUD
Sociedad Filantrópica del Comercio Industria y Banca de Madrid‎ MPS
Calle Ríos Rosas, 41
28003 MADRID
NIF: V28264869. Registro Mercantil de Madrid, Tomo 825 del Libro de Sociedades, folio 103, hoja M16.641.

@2016 Desarrollado por Inforvel