Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.
La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.
Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.
En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.

  


CONTACTO
91 448 02 08






BLOG DE CONSEJOS Y SALUD




¿Qué puedes hacer para que los antibióticos sigan funcionando?


 
 


 
 
Aquí te dejamos 4 pautas que no debes perder de vista:

1) El uso incorrecto de los antibióticos supone un riesgo, tanto en personas como en animales, pudiendo hacer que las bacterias se vuelvan resistentes a futuros tratamientos.

2) Toma antibióticos solo cuando el médico te los recete y siempre en tiempo y forma. Debes completar el tratamiento prescrito y si te sobran unidades, no los guardes ni compartas con otras personas.

3) Los antibióticos no son eficaces contra resfriados ni gripes, solo lo son para combatir infecciones bacterianas, no curando las causadas por virus. Tampoco funcionan como analgésicos, ni alivian el dolor o la fiebre.

4) Al igual que el médico para las personas, es el veterinario quien decide el tratamiento para tu mascota. La automedicación también es peligrosa para los animales; no les des los antibióticos que tengas por casa.








5 consejos para cuidar tu corazón, también en vacaciones


 
 


 
 
Ya están aquí las vacaciones de verano, probablemente el período más ansiado y disfrutado por todos. Eso sí, no se debe perder de vista que los cambios de rutina asociados a esta época nos pueden hacer olvidar, en mayor o menor medida, los buenos hábitos mantenidos a lo largo del año, un hecho que podría pasar factura a nuestra salud cardiovascular.

Los cardiólogos nos sugieren estas 5 pautas para evitar tales consecuencias:

1) Buena alimentación e hidratación: en verano solemos comer mucho más fuera de casa, lo cual no tiene por qué ser malo. Eso sí, hemos de vigilar la ingesta adicional de grasas y sal.Y para que el organismo funcione como debe, tampoco hemos de descuidar la hidratación, un aspecto fundamental en este sentido. Se recomienda beber todo el día, aunque no aparezca la sed, un mínimo de dos litros de agua.

2) Control de la medicación: si viajamos, sobre todo a otro país, ojo con descuidar la rutina en los tratamientos que estemos realizando. No está de más ponernos alarmas en el móvil u otros sistemas que nos ayuden a llevar el control.

3) Evitar el control de la clase turista: ojo con los trayectos largos en avión (aunque esto no quiere decir que los pacientes cardiovasculares no puedan viajar por este medio). Es conveniente elegir asientos en zonas de pasillos, para poder levantarnos, al menos, una vez cada hora para caminar un poco y estirar articulaciones. También es conveniente llevar prendas muy ajustadas, cruzar las piernas y no tomar mucho café, té o alcohol (en su lugar, más agua para buscar una buena hidratación).

4) Ejercicio, por supuesto; pero a horas adecuadas: el sedentarismo continúa siendo uno de los mayores enemigos para el corazón, por lo que siempre agradecerá un poco de ejercicio. Eso sí, elige las primeras y últimas horas del día, por aquello de las temperaturas más suaves.

5) Cuidado con el alcohol: en verano tenemos más oportunidades para beberlo, por lo que si aceleramos y concentramos su consumo, podemos exponernos al síndrome del corazón en vacaciones, que consiste en una aceleración del ritmo cardíaco, una arritmia supraventricular que se da generalmente en las aurículas y, ojo, porque suele darse en personas jóvenes y sanas.

Con esta breve serie de consejos, llevaremos mejor las vacaciones de verano... ¡y la vuelta!










Caminar, un regalo para tu corazón


 
 


 
 
Muchas veces pensamos que debemos afrontar un deporte a un nivel de intensidad potente para que cause efectos positivos en nuestra salud.

Pero hoy os hablamos de una actividad como el senderismo, prácticamente al alcance de casi todas las personas, independientemente de su edad. 

En esencia, se trata de recorrer caminos campestres y cuenta con la ventaja de poder hacerse en cualquier época del año.

Eso sí, es conveniente tener unas premisas antes de ponerse a ello, tales como estirar, al menos, durante diez minutos o empezar poco a poco para ir aumentando el ritmo progresivamente. Al hilo de esto último, deberéis ir asumiendo rutas más difíciles conforme vayáis mejorando vuestra condición física.

Resulta importante tener en cuenta las condiciones meteorológicas, a la hora de salir a practicar esta actividad y de cara a protegernos tanto del frío como del calor. Para ello, hemos de tener muy presentes el calzado e indumentaria a utilizar.

¿Cuándo hay que beber líquidos, antes o después? Pues antes y después de la práctica de este deporte. Eso sí, hay que evitar caminatas largas al acabar de comer.

El senderismo nos mantiene en contacto con la naturaleza, lo que contribuye a relajarnos y evitar el estrés.

Por último, y no menos importante, es tener claro que si se padece algún tipo de patología cardiovascular debes consultar al médico antes de afrontar este (así como cualquier otro) deporte.








10 consejos para protegerse del sol


 
 


 
 

Ahora que comienza el verano, te dejamos diez titulares que son diez aspectos fundamentales para proteger tu piel y, por tanto, tu salud:

 

1. Evitar el sol al mediodía.

2. Elegir el factor de protección solar adecuado.

3. Calcular el tiempo de la exposición al sol.

4. Usar suficiente protector solar.

5. Protegerse con antelación.

6. Protección solar desde el interior.

7. Evitar el uso de cremas solares poco fiables.

8. La ropa también protege.

9. No olvidar las gafas de sol.

10. Cuidados tras la exposición al sol.






<<   <    Página 2 de 21    >    >>








TELÉFONO DE INFORMACIÓN COMERCIAL: 91 441 34 67


TELÉFONO DE INFORMACIÓN COMERCIAL:
91 441 34 67






PRODUCTOS

Póliza SF Salud Total
Póliza Óptima
Póliza Óptima Plus
Póliza Agil
ELIGE TU PÓLIZA
CUADRO MÉDICO



INFORMACIÓN CORPORATIVA

Nuestros Servicios
Descubre quiénes somos
Mutua responsable
Donde estamos
Contacta con nosotros
Preguntas frecuentes



SF SALUD EN LAS REDES

SF Salud en Facebook
SF Salud en Twitter
SF Salud en LinkedIn

Blog de Noticias y Promociones
Blog de Consejos y Salud
SF Salud con el Deporte







SF SALUD
Sociedad Filantrópica del Comercio Industria y Banca de Madrid‎ MPS
Calle Ríos Rosas, 41
28003 MADRID
NIF: V28264869. Registro Mercantil de Madrid, Tomo 825 del Libro de Sociedades, folio 103, hoja M16.641.

@2016 Desarrollado por Inforvel