Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.
La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.
Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.
En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.

  

SF SALUD SEGUROS

CONTACTO
91 448 02 08






BLOG DE CONSEJOS Y SALUD




En verano, si viajas, no te olvides de tu salud


 
 


 
 

Se aproxima el verano y con este las ansiadas vacaciones, una época idónea y típica para nuestras experiencias viajeras. Pero ojo, no debemos dejar de repasar una serie de precauciones de cara a no descuidar nuestra salud. A saber:

1- Cuidado con el destino de nuestro viaje, porque según sea este podemos correr el riesgo de contraer algunas enfermedades. Así, se aconseja que un par de meses antes de viajar consultemos en los organismos sanitarios correspondientes sobre pautas y consejos a tener en cuenta. Y, en caso de que sea necesario, acudir a nuestro médico.

2- Existen países no recomendados, a la hora de viajar, por motivos de salud. Para informarnos podemos acudir al site del Ministerio de Salud en Sanidad Exterior.

3- Ojo al riesgo de deshidratación si sufrimos alguna enfermedad, ya que seremos más sensibles al calor y la humedad. Habría que tener, igualmente, en cuenta los efectos secundarios de los medicamentos que estemos tomando.

4- Si viajamos a algún país exótico, en principio, no es necesario realizarse un chequeo a la vuelta, pero si estamos en tratamiento y acudimos al médico debemos indicarle que hemos realizado una visita a un país de ese tipo; especialmente, si nos ha picado o mordido algún animal.

5- Cuidado con la dieta, ya que se trata de un factor importante. Hemos de vigilar que la comida esté bien cocinada, con especial atención a las carnes, huevos y pescados, y evitar los alimentos a temperatura ambiente. Frutas y verduras bien lavadas y peladas, y lácteos pasteurizados. Por supuesto, evitar en todo momento la comida de vendedores callejeros.

6- Si la comida es fundamental, el agua que bebemos cuando estamos en cualquier lugar no lo es menos. Sobre todo, en países exóticos y zonas en vías de desarrollo, no es recomendable consumir agua del grifo, así como procedente de manantiales. Igualmente, esto aplica a zumos o hielos elaborados con ese mismo agua.

7- Si tenemos previsto viajar con ancianos o niños, hemos de prestar especial atención a sus comidas, bebidas, exposiciones solares, picaduras, etc., con especial énfasis sobre los riesgos de deshidratación.

8- Si estamos en tratamiento, no podemos olvidar nuestra medicación en ningún caso e independientemente de nuestro destino. Y siempre se aconseja que nuestro botiquín de viaje incluya analgésicos, antiinflamatorios, antihistamínicos orales, corticoides tópicos de baja potencia, antidiarreicos, antiácidos, repelentes de insectos o pastillas contra el mareo.

En definitiva, y a partir del país al que vamos a viajar, se trata de recabar esta mínima información, así como de aplicar una buena dosis de sentido común.

¡Felices y saludables vacaciones!









Mi seguro, ¿con una mutua o una compañía?


 
 


 
 

A la hora de pensar en contratar un seguro médico o de salud, entre las numerosas dudas habituales tales como el precio, la cobertura o los beneficios adicionales, también nos puede surgir el dilema de si optar por una compañía de seguros o por una mutua de seguros. Y es que existen diferencias.


Para diferenciar entre ambos tipos, vayamos a las definiciones:


La mutua de seguros se constituye como una entidad sin ánimo de lucro y donde la propiedad recae sobre sus propios clientes, que se denominan mutualistas. Su objetivo esencial, por encima de cualquier otro, es optimizar al máximo los beneficios que presta a esos mutualistas.


En el caso de una compañía de seguros hemos de atender a su marcado perfil empresarial, es decir, se trata de una entidad con ánimo de lucro que, por tanto, busca obtener el mayor beneficio para sus accionistas propietarios. Incluso podemos diferenciar dos subcategorías dentro del concepto compañía de seguros: las tradicionales y las directas. Las primeras son aquellas que ofrecen un trato personalizado al cliente y cuentan con redes de agentes que se encargan de ofrecer los productos a los clientes en potencia. Las compañías de seguros directas suponen una evolución de las tradicionales, ofreciendo un contacto directo con el cliente vía telefónica u online, lo que desemboca en un ahorro de dinero  al prescindir en mayor o menor medida de oficinas de representación.


Las mutuas de seguros, como SF Salud, surgen a principios del siglo XX y lo hacen como asociaciones en las que cada mutualista abona una cuota. Es a través de estas aportaciones como se cubren las necesidades de cualquier asociado, una vez que estas se producen.


El primer sector impulsor de esta tipología fue el automovilístico, pero pronto se sumarían otros muchos, como el de la medicina y la salud. Hoy día, las mutuas de seguros proporcionan una gran variedad de productos y servicios, ajustables a las necesidades de sus mutualistas, tanto potenciales como ya asociados.


En SF Salud, entidad privada sin ánimo de lucro que ofrece seguros de salud con cobertura nacional, mantenemos el espíritu de ayuda y solidaridad mutua desde nuestro nacimiento, allá por el año 1924, y nos preocupamos por que cada mutualista obtenga el mejor servicio posible gracias a la confianza en un excelente y fiel cuadro médico. La gestión es llevada a cabo por los propios socios, a través de una Junta Rectora elegida democráticamente y que ejerce sus funciones de manera altruista.


Si necesitas más información a la hora de pensar en contratar tu seguro, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.









Falso mito: la fruta como postre no engorda


 
 


 
 
En más de una ocasión hemos oído que tomar la fruta tras la comida engorda y empeora la digestión. Pues bien, nada más lejos de la realidad; es más, todo lo contrario, ya que la fruta, además de no engordar, resulta ser la mejor aliada para una dieta de adelgazamiento.

De hecho, cuenta con muchas menos calorías que un pastel o un yogur con azúcar. Así, por ejemplo, una manzana de 100gr presenta 52 calorías (100gr de brownie, por ejemplo, alcanza 466 calorías). 100gr de piña solo llega a poco más de 50 calorías, al tiempo que una pedazo de tarta de queso no baja de 321 calorías. El plátano, que cuenta con la fama de fruta que te hace engordar, presenta 89 calorías (frente a las 237 de una porción de tarta de manzana o las 103 calorías de un yogur con azúcar).

Aunque puedes tomar la fruta en cualquier momento del día, no pocos nutricionistas recomiendan elegir una pieza para el postre, ya que resulta un modo agradable y fresco de culminar las comidas; pero es que, además, se dan otros motivos, de tipo nutricional, para adoptar tal enfoque. En primer lugar, añadimos, como decimos, un alimento fresco y, con frecuencia, de temporada, lo que suma a su vez más vitaminas, antioxidantes, fibras y minerales, nutrientes esenciales para una buena salud. Por otro lado, el acto de sistematizar la ingesta de fruta en el postre nos ayuda a alcanzar la dosis diaria recomendable.

En definitiva, no son pocas las razones que indican que estamos ante un falso mito.








Sobre la (hiper)tensión y la salud del corazón


 
 


 
 

Los niveles altos de tensión suponen uno de los motivos de riesgo cardiovascular más comunes, al tiempo que una patología potencialmente peligrosa. En definitiva, implica una mayor resistencia para el corazón, por lo que este aumenta en masa muscular (hipertrofia ventricular izquierda) de cara a enfrentar tal esfuerzo extra. Y como este incremento de masa muscular no se acompaña de otro similar a nivel de riesgo sanguíneo, esto puede acabar produciendo una insuficiencia coronaria y angina de pecho.

Otro posible efecto de la hipertensión radica en que el músculo cardíaco se torna más irritable, lo que aumenta la posibilidad de sufrir arritmias. Además, en pacientes con problemas cardiovasculares previos, la tensión alta puede aumentar el daño, al margen de que propicia aterosclerosis y trombosis, lo cual puede desembocar en infarto de miocardio o de tipo cerebral. Incluso puede que la hipertensión reblandezca las paredes de la aorta, causando su dilatación o rotura.

Es por esto que mantenerla controlada resulte esencial para contar con una adecuada salud cardiovascular. Para conseguirlo hemos acotar la presión arterial; así, la sistólica igual o superior a 140 mmHg y la diastólica en valores de presión iguales o superiores a 90 mmHg son consideradas como  hipertensión (Fuente: "Guías Europeas de Hipertensión Arterial"), por lo que hemos de controlarla por debajo de estas cifras. La cifra de presión arterial a alcanzar en un tratamiento de hipertensión es de 130/80 mmHg o incluso menor, cuando se trata de pacientes de más de 65 años, para los cuales la presión arterial sistólica debe bajarse al rango 120-129 mmHG.

Un estilo de vida saludable resulta fundamental para prevenir la aparición de la hipertensión; no fumar, evitar el alcohol, el control del peso vía alimentación equilibrada y la práctica frecuente de ejercicio son hábitos positivos, en este sentido. Y en caso de que la hipertensión aparezca, siempre se debe acudir al médico para, si fuere necesario, acompañar a las medidas anteriormente descritas con algún tratamiento farmacológico.





<<   <    Página 1 de 24    >    >>








TELÉFONO DE INFORMACIÓN COMERCIAL: 91 441 34 67


TELÉFONO DE INFORMACIÓN COMERCIAL:
91 441 34 67






PRODUCTOS

Póliza SF Salud Total
Póliza Óptima Plus
Póliza Agil
Servicio de asesoramiento de seguros
ELIGE TU PÓLIZA
CUADRO MÉDICO



INFORMACIÓN CORPORATIVA

Nuestros Servicios
Descubre quiénes somos
Mutua responsable
Donde estamos
Contacta con nosotros
Preguntas frecuentes



SF SALUD EN LAS REDES

SF Salud en Facebook
SF Salud en Twitter
SF Salud en LinkedIn

Blog de Noticias y Promociones
Blog de Consejos y Salud
SF Salud con el Deporte







SF SALUD
Sociedad Filantrópica del Comercio Industria y Banca de Madrid‎ MPS
Calle Ríos Rosas, 41
28003 MADRID
NIF: V28264869. Registro Mercantil de Madrid, Tomo 825 del Libro de Sociedades, folio 103, hoja M16.641.

@2016 Desarrollado por Inforvel