Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.
La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.
Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.
En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.

  

SF SALUD SEGUROS

CONTACTO
91 448 02 08






BLOG DE CONSEJOS Y SALUD




Problemas en la piel por el roce de la mascarilla


 
 


 
 

Una de las medidas para prevenir el contagio del coronavirus es la utilización de mascarilla. Cuando se usa durante poco tiempo puede ser algo molesto, pero no suele tener mayores problemas. Sin embrago, muchas personas deben llevar puesta la mascarilla durante varias horas en su lugar de trabajo, y esto les puede provocar daños en la piel debido al sudor, la humedad y el roce.


Hay muchos tipos distintos de mascarillas entre las que se incluyen las de algodón, las quirúrgicas, las FFP2 o las N95. Para su correcto funcionamiento la mascarilla debe ajustarse bien a la cara, sin embargo, no todas se ajustan igual ni causan los mismos problemas.


Las mascarillas de tipo FFP2 y N95, cuando se usan durante un largo periodo de tiempo, pueden provocar heridas por rozamiento en la nariz y en las mejillas e incluso causar erosiones en la piel que pueden dar lugar a una infección. Por otro lado, las mascarillas quirúrgicas y las de algodón, aunque no se ajustan tanto a la cara, también pueden provocar irritación o dermatitis debido al roce o a la retención de humedad y además pueden causar roces en la zona de detrás de las orejas.


Existen varias recomendaciones para prevenir los problemas asociados con el uso prolongado de las mascarillas. En primer lugar, se debe mantener una buena higiene e hidratación de la piel lavando la cara tanto antes como después del uso de la mascarilla, con algún jabón para pieles intolerantes o con tendencia a la irritación, y secándola sin fricción. Antes de usar la mascarilla también puede ser recomendable proteger las zonas de mayor presión con alguna crema barrera como la vaselina.


Para aliviar la presión en la piel puede ser de utilidad aflojar o quitarse la mascarilla cada dos horas, siempre con las manos limpias y evitando riesgos. Después de su uso es recomendable hidratar bien la piel e incluso usar alguna crema reparadora. Ante la aparición de una irritación o eccema puede ser necesario el uso de cremas antiinflamatorias con corticoides, aunque siempre es necesaria una valoración previa por parte un médico.









Normas higiénicas en la playa para este verano


 
 


 
 

Una de las actividades más esperadas del verano es ir a la playa, para poder refrescarse y huir del calor. Sin embargo, este año la pandemia por el coronavirus ha llevado a una situación de “nueva normalidad”, en la cual la visita a las playas se debe hacer siguiendo medidas de higiene y distanciamiento social para prevenir nuevos contagios y la aparición de rebrotes.


Las zonas de baño marítimo tienen unas condiciones de salinidad, radiación solar y temperatura que favorecen la desactivación de los agentes patógenos. Aun así, las playas pueden ser una fuente de contagios asociados con el uso de material mobiliario, como tumbonas o sombrillas, instalaciones, como duchas, lavabos, pasarelas o barandillas, o el poco distanciamiento social durante el baño recreativo.


Para garantizar una higiene adecuada de los diferentes elementos y superficies que se encuentran en las playas, y en especial los que puedan estar en contacto con los usuarios, es importante que se realice una buena limpieza y desinfección. Tanto el mobiliario usado por los bañistas como las instalaciones se deben limpiar y desinfectar según el protocolo que más se adecue a sus características e intensidad de uso. Asimismo, los chiringuitos de playa deben seguir los protocolos higiénicos establecidos por el sector de la restauración.


Para garantizar el distanciamiento social entre los bañistas los gestores de las playas deben limitar el aforo en aquellas zonas donde se prevea una afluencia importante de personas y controlar la distancia entre sombrillas, tumbonas, toallas y otros elementos. En algunos casos incluso se puede recurrir a sectorizar la playa o establecer horarios para asegurar la separación adecuada entre sus usuarios. Como orientación, se deben mantener a una distancia mínima de cuatro metros entre los ejes de las sombrillas.


Los usuarios de las playas deben seguir las recomendaciones generales de mantener una distancia mínima de un metro y medio con las personas que no se convive, utilizar la mascarilla cuando no se pueda mantener la distancia social y lavar las manos frecuentemente con agua y jabón o con una solución hidroalcohólica.









Peligros de salud en la piscina


 
 


 
 

Las piscinas son una de las principales vías de escape del calor durante el verano. Sin embargo, en ellas se encuentran las condiciones ideales para la reproducción y supervivencia de numerosos tipos de microorganismos, lo que las convierte en una posible fuente de infección de enfermedades de transmisión acuática.


La limpieza y desinfección continua de las piscinas con cloro u otros productos químicos ayudan a eliminar buena parte de los posibles patógenos, pero no garantizan su eliminación total. Por otro lado, el exceso de productos químicos también puede ocasionar problemas de salud, como en el caso del cloro que puede causar enfermedades pulmonares o erosión dental.


Los propios bañistas son la principal fuente contaminante a través del sudor, la orina, las mucosidades e incluso de materia fecal. Las principales consecuencias de una enfermedad de transmisión acuática, incluyen molestias intestinales, diarrea, fiebre o vómitos. La piel también se puede ver afectada por patógenos u hongos, con la exacerbación del acné, la aparición de granuloma o la infección por pie de atleta.


Algunas de las precauciones que se pueden tomar para evitar estas dolencias son ducharse antes de entrar en la piscina, usar sandalias, gafas de piscina y tapones para los oídos, evitar tragar agua y ducharse después del baño con agua potable y jabón para eliminar los gérmenes presentes en la piel.


Este año, además de las infecciones habituales, también se suma el riesgo de contagio del coronavirus. Su principal vía de transmisión son el contacto directo entre personas y las secreciones respiratorias que se producen con la tos y los estornudos, y por lo tanto las piscinas pueden ser focos de contagios debido a la aglomeración de personas. No existen evidencias de que este virus se transmita a través del agua en las piscinas, así que las principales medidas para evitar el contagio incluyen la limpieza y desinfección de las superficies de contacto de las zonas comunes y mantener una distancia mínima de dos metros entre usuarios. El control adecuado del aforo debe permitir que los bañistas puedan respetar la distancia interpersonal.









La importancia de contar con asistencia en viaje


 
 


 
 

La situación excepcional que ha causado la pandemia de coronavirus ha llevado a que los gobiernos de todo el mundo adopten medidas que han limitado los desplazamientos tanto dentro como fuera de sus fronteras.


En España, las restricciones de movilidad de las zonas terminan a medida que los territorios van acabando el proceso de desescalada. A partir de ese momento se alcanzará una “nueva normalidad” que permitirá a los ciudadanos viajar entre las distintas provincias y comunidades autónomas y también al extranjero, aunque siempre siguiendo las normas y requisitos de cada país.


Cualquier viaje es susceptible de tener imprevistos, pero una buena asistencia de viaje permite resolver todo tipo de inconvenientes o problemas, incluidos los relacionados con la salud, que de hecho son las incidencias más comunes durante los viajes. Una de las coberturas adicionales más importantes de los seguros de salud suele ser la asistencia en viaje fuera de España.


Esta cobertura es especialmente importante durante la época de vacaciones y más aún en la situación actual. Si durante un viaje al extranjero se tiene un problema médico como consecuencia de una enfermedad o un accidente es importante que la cobertura del seguro de viaje incluya los gastos de la asistencia médica, quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria.


SF Salud cuenta con la mejor asistencia del mercado, ya que damos una cobertura de 18.000 euros en todas nuestras pólizas para hacer frente a los gastos médicos, farmacéuticos o de hospitalización que puedan surgir tanto en el extranjero como en el país de origen. Además, cubre hasta 150€ de gastos odontológicos de urgencia, el envío de medicamentos y los gastos de traslado sanitario o de regreso por alta hospitalaria. SF Salud también ofrece garantías de asistencia de viaje para facilitar el desplazamiento o regreso de acompañantes, el retorno de menores o el traslado o repatriación en caso de fallecimiento, y ofrece el servicio de información asistencial.


SF Salud ofrece la más amplia cobertura sanitaria en el extranjero para que se pueda disfrutar de las vacaciones con total tranquilidad.





<<   <    Página 1 de 31    >    >>








TELÉFONO DE INFORMACIÓN COMERCIAL: 91 448 02 08


TELÉFONO DE INFORMACIÓN COMERCIAL:
91 441 34 67






PRODUCTOS

Póliza SF Salud Total
Póliza Óptima Plus
Póliza Agil
Servicio de asesoramiento de seguros
SOLICITAR INFORMACIÓN POLIZA
Compara nuestras pólizas
CUADRO MÉDICO


INFORMACIÓN CORPORATIVA

Nuestros Servicios
Descubre quiénes somos
Mutua responsable
Donde estamos
Contacta con nosotros
Preguntas frecuentes



SF SALUD EN LAS REDES

SF Salud en Facebook
SF Salud en Twitter
SF Salud en Instagram
SF Salud en LinkedIn
Blog de Noticias y Promociones
Blog de Consejos y Salud
SF Salud con el Deporte







SF SALUD
Sociedad Filantrópica del Comercio Industria y Banca de Madrid‎ MPS
Calle Ríos Rosas, 41
28003 MADRID
NIF: V28264869. Registro Mercantil de Madrid, Tomo 825 del Libro de Sociedades, folio 103, hoja M16.641.

@2016 Desarrollado por Inforvel