Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.


CONTACTO
914 480 208






BLOG DE SF SALUD

CATEGORÍAS

Consejos y Salud

Noticias SF Salud

Eventos deportivos patrocinados

Promociones SF Salud



OTROS ARTÍCULOS

¿Por qué la mayoría de pacientes adultos con asma son mujeres?

El ejercicio va más allá del deporte

Posible solución para la diabetes del tipo 1

La obesidad infantil se multiplica por 10 en los últimos 40 años

La vacunación del papiloma en hombres continúa siendo una tarea pendiente

La operación de cataratas aumenta esperanza de vida en las pacientes mayores

El camino hacia el 100% de supervivencia en el cáncer de mama

Una hora semanal de ejercicio físico puede prevenir la depresión

¿Por qué tenemos el corazón hacia la izquierda?

Limitar el consumo de calorías detiene el envejecimiento biológico

El 10% de infartos en jóvenes tiene una causa genética

¿Ondas de los móviles malas para la salud?

Alimentos para aumentar la fertilidad

¿Consumes más azúcar de lo recomendable?

El riesgo de ser madre a los 60

¿La clave de la eterna juventud?

La longevidad también se hereda

¿Cómo tengo que protegerme del sol este verano?

Las bebidas muy calientes, ¿probable causa de cáncer?

¿Qué nutrientes son necesarios durante el embarazo?

¿Usamos bien los inhaladores?

Beber agua para bajar la ansiedad

Decálogo de la Dieta Mediterránea

Usar lentillas podría modificar la flora bacteriana del ojo

Descubren el primer gen relacionado con la aparición de las canas

8 alimentos para combatir la celulitis

Un estudio relaciona el consumo de pescado en embarazadas con la obesidad infantil

¿Qué es la diabetes, por qué se produce y qué síntomas presenta?

Aumentar la lactancia podría evitar 800.000 muertes infantiles

7 trastornos de salud causados por las nuevas tecnologías

















 

¿Por qué la mayoría de pacientes adultos con asma son mujeres?


 
 


 
 

El asma es una enfermedad básicamente caracterizada por, entre otros síntomas, la opresión en el pecho, las sibilancias y la falta de aliento y que padecen cerca de 300 millones en todo el planeta. Un asma que, de acuerdo con los datos de la OMS, causó solo en 2015 más 383.000 muertes a nivel global. Y una enfermedad que, si bien sobre todo frecuente en niños y adolescentes, también resulta ciertamente común en la etapa adulta. Muy especialmente en la población femenina. De hecho, la cifra de mujeres adultas afectadas duplica a la de los varones. Y ahora, un estudio dirigido por investigadores del Centro Médico de la Universidad Vanderbilt en Nashville (EE.UU.) parece haber hallado la razón para esta desproporcionada prevalencia en la población femenina.

Como explica Dawn Newcomb, directora de esta investigación publicada en la revista Cell Reports, "cuando pusimos en marcha nuestro estudio, de verdad creíamos más en que las hormonas ováricas aumentarían la inflamación que en la posibilidad de que la testosterona tuviera un efecto positivo. Así, nos sorprendió el importante papel que juega la testosterona a la hora de reducir la inflamación".

El asma es la enfermedad crónica más común en la población pediátrica, siendo la prevalencia en torno a 1,5 veces mayor en los niños que en las niñas. Sin embargo, y una vez superada la pubertad, la tendencia se revierte completamente y la enfermedad es hasta dos veces más frecuente en las mujeres que en los varones. Un patrón que se mantiene hasta la llegada de la menopausia, en la que la incidencia del asma en mujeres comienza a descender. Entonces, y dado que la menopausia se caracteriza por un cambio muy acusado en la producción de hormonas sexuales femeninas, ¿es posible que estas hormonas sean responsables de que la frecuencia del asma en las mujeres adultas duplique a la de los varones de su misma edad?

Para responder a esta pregunta, los autores recurrieron a cultivos de células tanto humanas como animales (ratones). Concretamente, utilizaron un tipo de células pulmonares denominadas ‘células linfoides innatas del grupo 2 (ILC2), responsables de la producción de citoquinas, un tipo de proteína que causa inflamación y promueve la formación de "moco"en los pulmones, lo que dificulta la capacidad para respirar.

Pero, ¿por qué centrarse en estas ILC2? Pues porque los análisis de las muestras de sangre tomadas tanto a pacientes con asma como a individuos sanos mostraron que los afectados con la enfermedad tienen unos niveles significativamente más elevados de ILC2. Es más; tomando únicamente a los pacientes, las mujeres portan concentraciones notablemente mayores de estas células que los varones.

Los autores observaron que, tal y como sucede en los humanos, la cantidad de ILC2 en los pulmones de los ratones es notable pero "escasa". De hecho, y del total de 10 millones de células que componen un pulmón "ratonil", las ILC2 solo suponen unas 10.000. Además, los niveles de estas ILC2 son mayores en las hembras que en los machos "igual que en los seres humanos". Por tanto, puede esperarse que los experimentos con cultivos celulares arrojen unos resultados similares con independencia de que las células procedan de humanos o de ratones.

En el estudio, los autores añadieron hormonas sexuales femeninas, entre otras, estrógeno y progesterona, a los cultivos de ILC2 murinas, es decir, de ratón. Y lo que vieron es que la adición de estas hormonas apenas cambió o incrementó la capacidad de producción de estas células. Así que el siguiente paso fue añadir la principal hormona sexual masculina: la testosterona. ¿Y qué pasó? Pues que la testosterona suprimió la capacidad de división de las ILC2 y redujo notablemente la producción de citoquinas.

En definitiva, parece que la testosterona juega un papel protector frente al asma, lo que explicaría que la enfermedad sea mucho más frecuente en mujeres que en varones. Así, el siguiente paso será evaluar los efectos de otras hormonas sexuales en el asma. Sin embargo, como recuerdan los investigadores, la aparición y progresión de la enfermedad no está únicamente condicionada por este tipo de hormonas.

Como concluye Dawn Newcomb, "las hormonas sexuales no son el único mecanismo, sino solo uno de los muchos mecanismos que podrían regular la inflamación de las vías aéreas. De hecho, estas hormonas no suponen el único mecanismo importante en el asma".

(Fuente: ABC)












TELÉFONO DE INFORMACIÓN COMERCIAL: 91 441 34 67


TELÉFONO DE INFORMACIÓN COMERCIAL:
91 441 34 67






PRODUCTOS

Póliza Óptima
Póliza Óptima Plus
Póliza Agil
Póliza Dental
ELIGE TU PÓLIZA
CUADRO MÉDICO



INFORMACIÓN CORPORATIVA

Nuestros Servicios
Descubre quiénes somos
Siempre contigo
Donde estamos
Contacta con nosotros




SF SALUD EN LAS REDES

SF Salud en Facebook
SF Salud en Twitter
SF Salud en LinkedIn

Blog de Noticias y Promociones
Blog de Consejos y Salud
SF Salud con el Deporte







SF SALUD
Sociedad Filantrópica del Comercio Industria y Banca de Madrid‎ MPS
Calle Ríos Rosas, 41
28003 MADRID
NIF: V28264869. Registro Mercantil de Madrid, Tomo 825 del Libro de Sociedades, folio 103, hoja M16.641.

@2016 Desarrollado por Inforvel